EL PRESERVATIVO FEMENINO

jueves, 12 de junio de 2008

¿Qué es?

Es una bolsa suave de poliuretano -material más resistente y durable que el látex, utilizado para la fabricación del condón masculino- que se usa insertándolo en la vagina previo a tener relaciones sexuales y protege contra las ITS, gonorrea y el virus de papiloma humano, cuyas lesiones provocan el cáncer de cuello de útero.

Mide alrededor de 17 centímetros de largo, no tiene olor, no causa reacciones alérgicas, no afecta la flora vaginal ni la fertilidad en el futuro, tampoco causa irritación significativa en la piel y puede emplearse junto a cualquier lubricante sin perder efectividad, no interrumpe la actividad sexual, y da una sensación más cercana al sexo sin protección; su efectividad es de 97 por ciento.

¿Cómo se usa?

Debe colocarse en una postura que resulte cómoda, se tiene que estar recostada y con las piernas abiertas. Con una mano se abre paso por entre los labios hasta el orificio vaginal y se introduce el anillo interno, colocándolo en forma de ocho en la vagina procurando hacerlo llegar lo más profundo posible. Luego se introduce el dedo índice en el preservativo hasta donde se pueda. El condón femenino estará bien colocado cuando el anillo interior se encuentra a la altura del hueso púbico.

Una vez colocado, por fuera, el anillo externo quedará recubriendo los genitales externos. Una vez puesto, se puede caminar con él. Al retirarlo es necesario recostarse, para girar el anillo externo del condón y tirar de él hacia fuera.

La OMS no recomienda la reutilización de los condones femeninos.

2 comentarios:

Kato dijo...

bonito y educativo, yo no había visto este preservativo.

Drea dijo...

Si te digo la verdad, yo tampoco...