MI DESPEDIDA

miércoles, 31 de octubre de 2012

Por el título de esta entrada imagino que sabréis por donde van a ir los tiros.

Hace ya meses que no he vuelto a escribir y no por falta de contenido. Desde que tomé las riendas de este blog allá por el 2010 he experimentado alguna que otra fase de desencanto o  decepción, llamemoslo así, sobre todo lo que rodea o atañe al mundo lésbico. Han sido fases esporádicas que una vez superadas, volvía con más fuerza e ilusión para seguir escribiendo y compartiendo cosas con mis seguidores.

Pero en esta ocasión, la decepción, desencanto, asqueo, hartura... no desaparece. Sinceramente no me veo con fuerzas, no soy capaz de publicar nada que tenga que ver con una historia de amor recogida en un libro, relato, en series on line,  o publicar imágenes que transmitan ternura, fidelidad, respeto, amor... por la sencilla razón de que no creo en lo que veo. Creo que todo es falso, que no existe el amor lésbico. Yo solo veo mentiras, infidelidades, malas intenciones, personas que están constantemente maquinando la forma de hacer el mayor daño, bien porque ellas han sido dañadas y se ven con el derecho de hacer lo mismo o porque simplemente les produce placer, les alegra ver como sufren otras personas por su actos.

Si existe el amor en general pues no lo sé, yo solo hablo desde mi experiencia, de lo que siento y a día de hoy entre dos mujeres solo veo trampa y cartón.

No veo, ni me interesan las series en las que se cuenta una historia de amor sincera porque eso no es un reflejo de la realidad y las que sí lo son tampoco me interesa porque me parece de lo más desolador, es triste.

Y lo mismo me pasa con las imágenes en las que puedan aparecer dos mujeres abrazadas, mirándose con cierta complicidad, acariciándose... me da igual, yo no veo nada de eso, creo que todo es mentira, es falso y no existe.

Con lo cual considero que no soy la persona más indicada para seguir administrando este blog (no lo voy a cerrar porque soy de las que pienso que un blog por mucho o poco contenido siempre puede aportar algo pase el tiempo que pase). No creo que fuera justo para mis seguidores, pues como seguidora que soy de otros blogs no me gustaría entrar en un blog en el cual se publican noticias y noticias con una ausencia absoluta de un toque personal, no me gustaría leer un blog en cuyas entradas se vislumbrara cierta dejadez, desinterés, entradas con ausencia absoluta de ilusión, fuerza, energia positiva, frescura. 

Escribir por escribir, escribir sobre aquello que no nos trasnmite nada o defender aquello en lo que no creemos o hemos dejado de creer me parece un error. 

Pensaba tomarne un año de descanso pero tal y como han ido pasando los meses no tengo esperanzas de volver. Dicen que nunca se sabe, bueno yo no quiero engañaros y por eso vuelvo a insistir en que no tengo ni el más mínimo atisbo de esperanza de que vuelva a retomar este proyecto y que por su puesto seguir de mala gana no es una opción.

Ójala me equivoque y regrese porque la verdad es que echo de menos a la persona que fui cuando tomé la dirección de este blog, porque creía, y disfrutaba encontrando historias, concuros, noticias... que puediera compartir con todos vosotros.


Muchas gracias a todos los que habéis participado con vuestros comentarios, a los seguidores, a todos los que me habéis enviado material, a mis amigos. Os agradezco con toda mi alma el calor, compañía, acogida, confianza que me habéis aportado en todo este tiempo.

Me voy de los bollos pero seguiré en la blogosfera con mis otros blogs y, por su puesto, que os seguiré a través de lo vuestros. 

Un fuerte abrazo, 

Pixel

15 comentarios:

Anónimo dijo...

:( Espero que regreses. Los altibajos ocurren, pero mientas estes en los bajos puedes buscar algo positivo que sacar de alli. Un beso :)

Anónimo dijo...

:( Espero que regreses. Los altibajos ocurren, pero mientas estes en los bajos puedes buscar algo positivo que sacar de alli. Un beso :)

pixel dijo...

Gracias por tus ánimos, cierto es que cuando se pasa por un altibajo, las lecciones aprendidas son más valiosas que las que se sacan de los buenos. Espero que así sea y lo poquito de esperanza que tengo de volver vaya aumentando aunque sea a pequeños pasos.

Un abrazo

María Valiente dijo...

Lo único que puedo decirte es que entiendo perfectamente cómo te sientes. Es un asco, pero creo que tal vez en otras ciudades... Aquí está todo muy viciado. Pero no dejes de creer que el amor existe, yo lo veo a mi alrededor... De verdad, y también lo vivo ;-)

pixel dijo...

En otras ciudades no sé cuál sera el panorama aunque no sé por qué me da que no habrá mucha diferencia. Creo que es esta sociedad, que cada vez las personas son más frías y van a entregar lo mínimo y ni eso.

En fin, nos veremos a través de otros blogs.

Sergio dijo...

Mi estimada Pixel obrar en consecuencia con nuestra conciencia es loable y tú así lo estás haciendo, te felicito, no importa que te nos vayas, haces bien.

No me queda más que desearte que seas muy feliz.

Un abrazo con amor

pixel dijo...

Muchas gracias Sergio por tu apoyo. En todo este tiempo que he estado al frente de este blog me ha gustado tenerte y como quiero seguir sabiendo de ti, que sepas que seguiré tu pista.

Un fuerte abrazo.

hiro dijo...

Hola Pixel, he llegado a tu blog via Ambiente G. (¿por qué siempre descubro blogs interesantes cuando estos cierran?).
Entiendo como te sientes, hubo una época en que yo también sentí ese desencanto respecto al amor y las relaciones, hasta que conocí a mi actual pareja (ya llevamos 3 años juntas). Y entonces descubrí que es posible una relación sana, honesta y llena de amor y ternura entre dos mujeres.
Y aunque sé que ahora te parece difícil de creer, te aseguro que el amor lésbico existe. No pierdas la fe en eso, ya verás como, tarde o temprano, encontrarás a esa chica que te hará recuperar la ilusión y la alegría. Y también las ganas de volver a escribir en el blog.
Te deseo lo mejor!

Un abrazo :)

Lilit dijo...

Solo puedo entristecerme leyendo esto, te echaba en falta en la blogosfera y ahora pobre consuelo es el quizás... Pero te deseo la mejor de las suertes en cualquier caso.
No pierdas la fe, Pixel. El amor existe y está ahí esperando a que nos choquemos con él, si bien es cierto que hay más cartón estos días... Sin embargo, te insto a que mantengas la ilusión, yo creo y apuesto por el amor y lo doy todo ¿y sabes? soy feliz.
No dejes morir el blog por desafección, no lo merece. Encontrarás a quién deje huella en tu corazón por creer en el amor antes o después, es mera probabilidad de que haya otra mujer con ese mismo pensamiento (y es alta). No desesperes, vacíate de lágrimas y flota en la tristeza, que el aire pesa menos que el agua ;).
Un abrazote

pixel dijo...

Hola Hiro, gracias por tu visita.

Siento que hayas llegado justo en este momento pero igualmente se agradece tu visita.

Me alegra saber que en tu caso tú vives un amor lésbico sincero y honesto y espero que esos tres años se duplique, se dupliquen y se duplique...

Gracias por tus ánimos.

Un abrazo

pixel dijo...

Hola Lilit

Después de tu comentario en tu blog sobre que actualizase, decidí escribir esta entrada porque creo que tú y el resto de mis lectores tenían que tener al menos una explicación.

No lo dije antes porque yo misma quería ver como se desarroban las cosas y ya ves, mi ilusión y mis fuerzas han decaído aún más, y así no soy capaz de seguir.

Soy de esas personas que el no saber el por qué de las cosas, el no tener al menos una explicación siempre me ha generado cierta angustia.

Y como seguidora de otros blogs el que de repente alguien desaparezca sin ni si quiera despedirse dejando una pregunta (¿por qué?) en el aire no me gusta. Porque aunque sea una despedida o un "tal vez volveré" al menos lo sé, que no que de otra manera tendría que imaginarlo.

Por esa razón, he querido compartilo con vosotros y porque en todo este tiempo que llevo en la blogosfera he cogido cariño a todos los bloqueros con los que he tenido la suerte de toparme.

Como tú bien dices en estos días hay más cartón y aunque en la blogosfera la sensación que tengo es que es un mundo en el que me siento a gusto y es donde menos engaños y mentiras veo por no decir que no he visto nada de eso, el mundo real que es dónde vivimos sí que me influyen a la hora de escribir o no escribir.

Aunque entre blogs me sienta a gusto y tenga la sensación de que aquí hay más sinceridad y honestidad que en el mundo real, eso no me ha sido suficiente para poder seguir por aquí.

No obstante, como ya le dije a Sergio, seguiré coloreando píxeles y visitándoos a través de vuestros blogs (vamos, que no os libráis del todo :P de mi)

Gracias por tus palabras.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola, mi nombre es Florencia.
Es creo que la segunda vez que llego a este blog.
Acabo de leer tu último post y no pude evitar sentirme identificada, creo que es un mundillo en el que es más fácil encontrarse con puñaladas en la espalda y decepciones que con cosas que valen la pena recordar. En mi vida he tratado de hacer caso omiso a estas cosas y realmente es imposible. Creo entender muy bien a que te refieres con tus palabras, por mi parte aún no me resigno y pienso que quizás, en alguna parte del mundo, existe alguien que tenga un alma pura y sincera, que se sienta bien haciendo el bien. Creo que si no pensara esto, no valdría la pena relacionarme con la gente. Me he decepcionado mucho (realmente mucho), pero pienso que por algo son las cosas y quizás va en nosotros enseñar que el daño es la peor parte de nosotros y es mejor no darle cabida en nuestra vida y en la de nadie.

Espero que vuelvas a encantarte con las cosas y a creer en el amor, cualquiera sea su forma.
El cartón hay que reciclarlo y construir en base a materiales sólidos y para eso hay que encontrar a gente que quiera lo mismo que tu.

Mucho ánimo y un abrazo.

F.

pixel dijo...

Es curioso, siento por un lado un cierto consuelo o alivio porque no estoy sola en esta sensación de que las relaciones lésbicas no parecen ser sinceras pero al mismo tiempo tampoco es un consuelo porque si hay más gente que lo ha sentido así será porque desgraciadamente algo de verdad sí hay.

Lo que me anima de ésto es que las personas que lo han vivido ya lo han dejado atrás y las que lo viven como tú, no desfallecen.

Yo de momento, la verdad, es que no tengo muchas ganas de conocer por las vías que sean o acudir a sitios de ambiente. No me apetece ni lo más mínimo. Lo que quiero y a día de hoy y estoy haciendo es alejarme lo más que pueda.

Si antes solo quería estar cerca de este mundo, ahora no me llama ni lo más mínimo.

Muchas gracias por tu comentario, Florencia.

Me ha gustado conocer tu opinión.

Un saludo

Anónimo dijo...

La verdad es que yo siempre me he mantenido alejada del ambiente, no me gusta mucho el hecho de que es poca la gente... todos se conocen de alguna manera y no sé, siento que ahí es cuando empiezan a enredarse las relaciones y a haber mentiras y engaños. Tengo muy pocas amigas gay pero ellas si están insertas en este mundo que a mi la verdad no me interesa mucho... Algunas veces fui con mi -novia- a estos sitios para poder "expresarnos" y estar tranquilas pero ahora que ya no estamos juntas no siento ganas de conocer a gente sólo por que estoy soltera, las mejores cosas llegan cuando menos lo esperamos. Así que por lo menos para mi, mejor que las cosas pasen.

Quizás en mi país las cosas son muy distintas, aunque no se que tanta diferencia pueda haber para algo tan en común que tenemos todas.

Florencia.

pixel dijo...

Las cosas no son tan diferentes en tu país respecto al de España y sinceramente no creo que lo sean con respecto a los demás.

Tú bien lo has dicho, poca gente que se conocen y no creo que de vista y que se han hecho tanto daño unos a otros que a mi me da la sensación que esos espacios están muy contaminados o como quieras expresarlo.

A mi tampoco me interesa nada moverme por ahí.

Un saludo