NO ME ENCIERRES EN EL ARMARIO

jueves, 3 de febrero de 2011

Lo más difícil para un homosexual no es solo aceptarse, que le acepten, si no también decírselo a sus padres y que consecuentemente también le acepten. Las cosas han cambiado mucho y ahora las cosas son un poco más fáciles que antes pero todavía sique habiento trabas, de ahí la necesidad de seguir trabajando y haciendo campañas como la de una asociación gay israelí, que en relación a la todavía existencia de padres de homsexuales que se oponen a la salida del armario de sus hijos, han creado unos divertidos anuncios en los que unos padres encierran a sus hijos en el armario de la forma más gráfica posible. 

En ambos carteles se puede leer:

"Si no estás del lado de tu hijo, estás en su contra. Si quieres a tu hijo, ámalo tal como es. Escúchalo y puede que llegues a saber quién es en realidad. El proceso de salir del armario debería empezar en casa."





Fuente: AmbienteG

4 comentarios:

Drea dijo...

Pienso que es trabajo de los padres y de los hijos también. El hijo no debe rendirse, debe intentar explicarles todo lo que requieran los padres para comprender. Desde luego, si los padres son cerrados, habrá que esforzarse más. Pero mientras no se asuma la homosexualidad, sufrirá toda la familia.

pixel dijo...

Cierto, los hijos deben también involucrarse, la familia entera pero también es cierto que aquellos que son muy cerrados en muchos casos no lo consigues y no digo que haya que tirar la toalla pues por intentarlo que no quede pero a veces es imposible.

A Lady Blue dijo...

Me gustó el mensaje textual de los carteles.

pixel dijo...

Cierto, es muy emotivo.