¿CUÁL ES LA SOCIEDAD QUE REALMENTE QUEREMOS? UNA SOCIEDAD ECONOMICAMENTE FUERTE PERO SIN VALORES O UNA SOCIEDAD CON FUERTES VALORES QUE NOS PERMITA SER ECONOMICAMENTE COMPETITIVOS

domingo, 27 de noviembre de 2011

Hace tiempo compartí con vosotros la noticia de una madre y su hija asesinadas por el padre de la novia de ésta. La verdad es que esa noticia me impactó bastante, y de nuevo hoy, una noticia me ha dejado a cuadros. Se trata de un suceso de suicidio de una niña de 10 años ocurrido en los Estados Unidos. No es que los suicidios de los dos chicos anteriores no me afectaran pero éste debido a su corta edad me ha llegado más. 

Aquí tenéis el enlace de la noticia por si queréis leerlo.

Yo sólo diré que esta sociedad se está yendo por el retrete. Que sí, que la economía, el paro, el terrorismo... son temas importantes y que nos preocupan y que los políticos nos bombardeas con soluciones pero que no podemos tampoco olvidar los valores,  no podemos olvidar educar en el respeto hacia los demás y volcarnos más en el odio, rechazo y repulsión por aquellos con los que no compartimos su forma de sentir, ver u opinar.

Los acosadores no la han matado porque ha sido ella quien ha tomado la decisión pero joder, influir han influido, pero ellos y los que han mirado para otro lado sin hacer nada. Me parece lamentable que una niña no pueda jugar, vestirse, cortase el pelo como le parezca. ¿Es que estamos gilipoyas o qué? ¿se puede saber por qué nos molesta tanto lo diferente? Y que nadie me diga ahora que la diversidad cultural nos encanta y es bueno para esta sociedad porque lo cierto es que lo que realmente nos gusta es que todos estemos cortados por el mismo patrón y determiadas élites vuelvan a ser tan fuertes o más como lo fueron en el pasado para así poder hacer y deshacer nuestras vidas como si fueramos marionetas.

Hace unos días leí en este enlace un artículo de si el Partido Popular (PP) podría o no anular la ley de matrimonios gays. El artículo me pareció interesante porque te explicaba como funcionaba los órganos del gobierno, la elección de sus miembros y demás detalles que si no te lees al menos la Constitución o simplemente no sabes nada ocurre que tengamos una idea equivocada de cómo funcionan las cosas (otra cosa es que no nos gusten como se hacen las cosas pero primero es conocerlo y luego ya se puede hablar de mejorarlas)

Pues bien, de todo lo que leí en dicho artículo hubo algo que sí que me hizo reflexionar y que en parte para tíene relación con lo que os he comentado antes de la importancia de inculcar valores como el respeto. 

Una de las posibilidades que se barajaba en ese artículo de las muchas decisiones que podría tomar el nuevo gobierno (ojo posibilidades porque tampoco se sabe a ciencia cierta y yo soy la primera que tampoco lo sé) es que pudiera reformar la ley  de educación (yo pienso que si lo hará porque lamentablemente en este país siempre que llega el otro partido de los dos que se reparten que se reparten el pastel, siempre tienen que cambiar la educación (aunque  el anterior gobierno elaborase una buena ley en esa materia) para dejar su impronta en ella y así decir: "eso lo hice yo". Cambios que al final no llevan a nada porque ésta sigue sosteniéndose en los mismos pilares obsoletos de la época industrial)

En fin, a lo que iba, que me enrollo demasiado. Uno de los cambios que puede haber en materia de educación es la supresión de la asignatura "Educación para la ciudadanía". Una asignatura cuyos contenidos versan sobre la igualdad de hombres y mujeres, en el respeto a otras creencias, opiniones, diversidad, derechos de otras personas, en la idenfiticación de conductas violentas, sobre justicia, convivencia...

Asignatura que ya en su momento levantó ampollas entre los más conservadores y entre los miembros de la iglesia que curiosamente sus sermones siempre giran en torno a esos valores pero claro, con ciertas matizacione y limitaciones, es decir que dichos valores valen para unos pero no para todos. Y aquí lo dejo de momento.

No sé sabe si al final la asignatura desaparecerá, se mantendrá o se suprimiran algunos contenidos. A mi me gustaría que se mantuviese porque aunque no he tenido a oportunidad tener un libro de dicha materia en mis manos, en mis tiempos de colegio e instituto ya me habría gustado que mis profesores nos hubieran enseñado, entre otros valores, que hay personas homosexuales, heterosexuales, bisexuales y transexuales, que no se puede agredir o insultar a nadie por su orientación sexual, que hay familiar formadas por dos padres, dos madres (en mis tiempos no estaba todavía aprobada la ley, eso es cierto) y sobre todo que uno/a no tiene porque sentirse mal por ser así. 

Ojo, no pretendo echar pestes sobre el nuevo gobierno que está a punto de constituirse ni defender al que está acualmente en funciones. Mi intención no es politizar el blog porque para eso ya lo hago en el otro, pero sí que quería remarcar la importancia que tiene para mi algo que aparentemente puede ser una tontería pero que realmente no lo es porque al fin y al cabo de lo que se trata es de conseguir que esta sociedad no se desmadré más de lo que ya lo está y de intentar, por tanto, enderazarla.

El debate que pretendía generar con esta entrada no se centra en si un partido hace esto y el otro hace lo contrario, si es mejor uno que el otro sino en que es importante educar, educar y educar en el respeto, tolerancia hacia todos y no hacia una parte de la sociedad y tal vez así no tengamos que leer noticias tan trágicas como los suicidios de personas que se sentía culpables por ser como eran, por un continuo rechazo o por cualquier otra circunstancia.

2 comentarios:

María Valiente dijo...

Realmente, de política no ando muy puesta, pero crea que medidas de recortes las haría cualquier partido que saliese. Es que no hay otra manera de volver a funcionar

pixel dijo...

Recortes haberlos lo va a haber, que tenga que haberlos entre los ciudadanoas de a pie no estoy de acuerdo lo que pasa es que de otras cosas no interesa, claro. Pero ya que los hay por lo menos que sea con cabeza porque no sé que mal puede hacer una ley de matrimonios gays o la asignatura de educación para la ciudadanía (y cualquier otro tipo de recortes que no menciono aquí porque nada tiene que ver con la temática del blog y no es el tema)