DESDE EL OTOÑO DEL 96 (VIII)

viernes, 13 de febrero de 2009

Todos estos pensamientos me movieron finalmente a contarle mi verdad. Tuve que hacer un gran esfuerzo y sacar fuerzas de flaqueza para llevar a cabo mi confesión, pero finalmente fui capaz de musitar:

-Hay otro detalle más.

-¿Qué? -Esther se volvió para mirarme-. Perdón, no te he oído.

Después, unos segundos de silencio. Quería acabar cuanto antes con este suplicio, así es que rompí de nuevo el silencio con algo parecido a un susurro.

-Mira, Esther, puede no gustarte, puede que no te importe, puede que lo apruebes...

-¿Qué me quieres decir? Venga, no tengas miedo. Hay confianza ¿no? Tú misma lo has dicho.

Tomé aire y dije:

-Soy bisexual.

Esther alzó la cabeza, y pude reflejarme en el brillo de sus ojos. Aparecía ante ella temblorosa, pero, con voz serena y una mueca, ella me dijo:

-¿Te avergüenza?

-No. Es sólo que considero oportuno que lo sepas. Y que me digas lo que piensas.

-¿Lo que pienso? -dejó escapar-. Pues... no sé. No se me ocurre nada. Pero no me importa -. Luego, con más resolución, añadió- No es nada malo. ¿Por qué me iba a molestar? No te pienso rechazar por ello. Es más, me resulta fascinante conocer alguien “así”, tengo muchas preguntas, pero no prejuicios.

Sonreí tímidamente. Su desenvoltura me había contrariado. Toda su timidez, se vio de repente transformada en seguridad y soltura. Era una mezcla explosiva: imagen de cristal con interior de sólida plata. Añadió, con mirada maternal:

-Me da la sensación de que te lo han hecho pasar muy mal por ello.

No contesté. Simplemente bajé la mirada.

-No pareces negarlo. No creo que merezcas eso. Pareces una chica estupenda.

-Muchas gracias -, le dije-, creo que nos vamos a llevar muy bien-. Ahora la tímida era yo.

Hablamos de todo un poco. Nuestros gustos eran parecidos en todas sus variedades. Era fantástico encontrar alguien como yo, quizá un poco menos loca, pero simpática y, sobre todo, comprensiva. Y aquella noche me dormí con una sonrisa y sin que nada desvelara mis dulces sueños.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Es una obra de autor anónimo, pero sujeta a derechos de autor.

Capítulos anteriores:

4 comentarios:

Kato dijo...

:D me descargo el libro...

por cierto dame el link que lo perdí xD

Drea dijo...

Jeje... http://stores.lulu.com/mariavalientegarcia

Lo tienes también en mi perfil de Facebook.

Gargon dijo...

Muy muy bonito.

Drea dijo...

Me alegra que te guste :)